Perú fue un duro escollo para Uruguay y la copa sumó una nueva igualdad

Por Alfredo Merlo

En la apertura del Grupo C, empataron 1 a 1 en el estadio del Bicentenario, en San Juan. Paolo Guerrero abrió la cuenta para los dirigidos por Sergio Markarián y Luis Suárez  igualó para los Charrúas.

Porque Uruguay es un histórico y ese fuego sagrado que lo baña lo obliga a buscar siempre el triunfo; porque Perú demostró que, aunque sin esa historia tan trascendental algunas veces, su actual camada de jugadores es una de las mejores de los últimos tiempos. Por estos y otros detalles, la fría noche sanjuanina fue testigo de este empate que, trascurrida casi en su totalidad la primera jornada y por lo que pudo verse hasta acá, bien podría etiquetarse como lo mejorcito de un campeonato que todavía no se encendió.

Vértigo. El concepto, lejos de ser un juicio ocasional, sirve como una conclusión genuina sobre este empate entre uruguayos y peruanos. Porque a los 22 minutos de la primera etapa Paolo Guerrero aprovechó una contra letal y, después de dejar en el camino al arquero Fernando Muslera, definió para poner el 1 a 0 de su equipo sobre los del Maestro Tabárez. Uruguay, hipotecando su propio arco, fue a buscarlo con muy buena presencia pero con serios nubarrones a la hora de la definición. Así, Suárez,  Diego Forlán, Edison Cavani y Nicolás Lodeiro, más las subidas de los laterales Martín Cáceres y Maximiliano Pereyra, atiborraron de camisetas celestes el área del arquero Raúl Fernández. En el ocaso del primer tiempo, cuando ya se habían cumplido los 3 minutos adicionados por el árbitro colombiano Wilmar Roldan, una de esas tantas embestidas alcanzó el éxito: Suárez acertó en el cara a cara ante el uno rival y decretó la igualdad.

En el complemento, el resultado pendió durante los 45 minutos de un hilo sensible, que nunca terminó de tensarse para ningún costado. Uruguay lo buscó hasta el final aunque por momentos pecó de desorganizado y no tuvo profundidad para capitalizar los avances. A su rival, arrastrado contra su propio arco con el trascurso de los minutos, le faltó astucia para aprovechar los espacios que los Charrúas otorgaban en el fondo.

 Fue empate en San Juan, el cuarto sobre cinco partidos jugados. Ni la calidez del público cuyano, ni el debut de otro histórico como Uruguay, ni tampoco los avatares de un partido atractivo pudieron torcer esa matriz direccional de la copa en que se ha convertido la igualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: