Ezequiel Lavezzi

 Sin poder siquiera salir a la calle, por el increíble clamor popular de la gente, Ezequiel “el pocho” Lavezzi, a pocos años de emigrar a Europa, ya es ídolo del Napoli.

Su carrera al igual que su vida tuvo muchos altibajos. Comenzar jugando en el club Coronel Aguirre, y saltar de golpe al Pescara del Calcio, para volver al poquito tiempo por problemas de pasaporte, son cosas que Lavezzi vivió antes de cumplir 18 años.

Doris, su mamá, fue quien lo crió, “la que hizo de madre y padre fue mi mamá. Nosotros siempre dependimos de mi vieja, no tanto de mi viejo. Ella fue toda su vida empleada doméstica, y con eso nos bancaba”, comentó el ex Estudiantes de Buenos Aires.

Nacido en Coronel Aguirre, un barrio de su Rosario natal, su pasión por los colores azul y amarillo de Rosario Central (hasta lleva el escudo tatuado en la espalda), lo llevaron a jugar todos los días en la calle de tierra junto con sus amigos de la infancia.

Carismático y divertido, como lo define su familia, hasta se animó a jugar en Showmach, junto con Marcelo Tinelli, “la gata” Fernández, Pablo Migliore, Maxi López y “el burrito” Ariel Ortega, contra los guardaespaldas de Ricardo Fort. Como era de esperarse, ganaron.

Mostrando un lado desconocido para la gente, en octubre de 2009, Ezequiel Lavezzi, junto con su hermano, Diego, crearon la Asociación Civil Niños del Sur (Ansur), de Villa Gobernador Gálvez, provincia de Santa Fe. Una entidad sin fines de lucro que asiste en forma integral a niño/as y preadolescentes en situación de necesidad.

Su debut en la selección fue en un amistoso ante Chile. Alfio “el coco” Basile lo convocó y lo hizo ingresar en el segundo tiempo por Rodrigo Palacio y aunque no pudo convertir, dejó una gran impresión. Campeón con el sub 23, de la medalla de oro en Pekín 2008, Lavezzi no fue parte de la delegación que viajo a Sudáfrica en 2010 para jugar el Mundial. Pero sí forma parte del plantel que disputará la Copa América en la Argentina, en este 2011.

Si hablamos de cariño Napolitano, nacen las odiosas pero siempre emergentes comparaciones con Diego Armando Maradona. “La comparación se da por la idolatría. Quizás a la gente le puedo despertar cosas similares, a las que despertó al 10 desde la pasión”, explicó Lavezzi a un diario Italiano.

Indefectiblemente Ezequiel Lavezzi es un hombre con muchas caras y todas ellas son gandoras …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: