Marcos Rojo

Por Jeremías Baldantoni

“Vení, Marcos. A partir de hoy vas a poder cambiarte en el vestuario con nosotros”, le dijo el capitán e ídolo de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón. Así comenzó Marcos Rojo a entrenar en la Primera, que en ese momento era dirigida por Roberto Sensini. Rojo tenía sólo 18 años, y para él era cumplir con lo que anhelaba ser desde que se inició en el club: entrar a la cancha con la camiseta de sus amores. Marcos nació en La Plata, se crió en el barrio El Triunfo, es hincha del equipo albirrojo y se dio el gusto de convertirle su primer gol en la máxima categoría a River, en el Monumental, pero el técnico ya era Alejandro Sabella, con quien logró la Copa Libertadores en el 2009 y el Apertura 2010.

Si bien Marcos prácticamente no jugó mucho tiempo en ese certamen internacional, hizo una promesa que cumplió con creces. “Si ganamos la copa, me la tatúo en el pecho”, y así fue. Esa Libertadores la llevará en su piel por el resto de su vida. Además, fue uno de los privilegiados de los que estuvieron presentes en la final del Mundial de Clubes en Abu Dhabi, cuando el Barcelona los derrotó por 2-1 con un excelente gol de Lionel Messi, que definió de pecho y les quitó el sueño de ser campeones del mundo.

“No tengo problemas en jugar en varias posiciones. Antes se me complicaba hacerlo por la banda, pero de a poco le fui tomando la mano y ahora me siento cómodo en cualquiera de los puestos que me tocó estar”. Al principio era central izquierdo, pero al ser zurdo Sabella lo ubicó como lateral por ese lugar. Ambas posiciones le gustaban, hasta que el entrenador decidió adelantarlo al puesto de volante por izquierda, en el que se habituó y mejoró notablemente su rendimiento en el Apertura 2010. Gracias a ese buen funcionamiento el equipo ruso Spartak de Moscú desembolsó casi tres millones de euros por su pase.

Morocho, de un metro con 87 centímetrosde altura, 80 kilos, espalda ancha y un físico que puede hacer pensar a cualquier persona que sus años de vida son más de 21. Demuestra ser un jugador firme que no es fácil eludirlo en el mano a mano. De buena proyección, aunque no tan veloz como debería ser un lateral, llega al ataque con su fuerza y potencia que sorprende a los defensores rivales.

Marquitos, como le dicen sus amigos, nunca pasó por las selecciones juveniles, fue citado directamente para el conjunto mayor. “No me lo esperaba, fue una emoción inmensa que Sergio Batista me convoque”, comentó luego de conocer que era uno de los elegidos para integrar la Selección local. Si bien no entró a la cancha en su primera citación, ya estaba en la consideración del técnico que lo volvió a llamar, y ahí sí jugó.

El 9 de febrero de este año viajó a Suiza, más precisamente a Ginebra, donde Argentina venció a Portugal por 2-1 en un amistoso, y él tuvo que marcar nada menos que a Cristiano Ronaldo. “En el único sitio donde me crucé con Cristiano fue enla PlayStation, pero no me pudo pasar”, contó entre risas el lateral platense. Su presentación con la celeste y blanca fue discreta, no vislumbró a los aficionados, pero cumplió con su tarea y no desentonó en ningún momento.

Afuera del campo de juego Faustino Marcos Alberto Rojo, como es su nombre completo, suele estar tranquilo mirando a su ídolo Nicolás Cabré en cualquier ficción que actúe. Su programa favorito fue Casi Ángeles, en el que trabajó María Eugenia Suárez, la actriz que lo “vuelve loco”. La música que siempre elige para escuchar es la cumbia, sobre todo si se trata de Mario Luis, a quien él denomina como su “cantante predilecto”.

Su vida actualmente transcurre en Moscú, la fría capital de Rusia, donde defiende los colores del Spartak, uno de los clubes más grandes del país. “Nunca antes había vivido fuera de la casa de mis viejos y ahora me tocó todo junto: un país con un idioma y una cultura diferente a la mía. Estoy mucho tiempo en el departamento porque el frío en la calle es muy fuerte y no salgo a ningún lado. Extraño a mi familia porque ellos están en La Plata”, confesó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: