Costa Rica y su oportunidad de quedar en la historia

Por Patricio Manzato

El seleccionado de Costa Rica fue en su momento el elegido para ocupar la vacante dejada por Japón ante la decisión de los asiáticos de no participar en la Copa. El pequeño país centroamericano apenas tuvo tiempo de prepararse para asistir al evento, ya que venía de competir en la Copa de Oro de la CONCACAF, torneo que le dejó un sabor agridulce al ser eliminado en cuartos de final ante su par de Honduras. Los dirigidos por el argentino Ricardo La Volpe no sólo no cumplieron con las expectativas de avanzar hasta una instancia acorde a su historia sino que fueron goleados por México y cosecharon un pobre empate con El Salvador, rival al que deberían haberle ganado con facilidad.

Paulo Wanchope fue el máximo exponente del fútbol costarricense

Wanchope celebra un gol ante Alemania en el Mundial 2006

Se tomó la resolución de concurrir a la Copa América con un plantel alternativo formado en su mayoría por jóvenes que no superan los 22 años. Por lo tanto se podría decir que los Ticos no llegaron con demasiadas expectativas a la competición. Su objetivo estaba en poder sumar algún punto en la fase de grupos. Sin embargo en su debut el sábado pasado en el estadio 23 de Agosto de Jujuy sólo fueron superados 1 a 0 por Colombia. Si a esto se le suma que afrontaron en inferioridad numérica el cotejo desde los 27 minutos de la primera parte, se llega a la conclusión de que no es un equipo tan débil como se pensaba.

Hoy a partir de las 19.15 enfrentarán a Bolivia en la misma sede que en la primera jornada y si bien ningún resultado le asegura la clasificación o la eliminación, una victoria los dejaría bien posicionados en el grupo A.

Sin embargo, el título alude a lo que ocurrirá el 11 de julio por la noche en el estadio Mario Alberto Kempes, en la provincia de Córdoba. Es que los Ticos tienen una oportunidad única, una de esas que no se presentan muy a menudo: en el seno de un torneo de importancia pueden eliminar a una potencia como Argentina en su propia tierra. Será difícil que esto ocurra, pero significaría un golpe sin precedentes para la Albiceleste, ni siquiera comparable con la tristeza sufrida al no superar la primera fase en el Mundial de Corea-Japón 2002 ni tampoco –profundizando más en el tiempo- con la no clasificación para la misma competición en México 1970.

Para conseguir dar el batacazo, esta generación de jugadores costarricenses debe inspirarse en quienes han llevado alguna vez a su país al primer plano futbolístico. Muy lejos parece ya la clasificación a octavos de final en el Mundial de Italia 1990 o su participación en Corea-Japón, donde llegaron luego de arrasar en las eliminatorias relegando a Estados Unidos y México. Evidentemente no se ha producido el recambio que pudiera reemplazar a nombres como Paulo César Wanchope, Walter Centeno, Ronald Gómez, Rolando Fonseca, Luis Marín, Mauricio Solís y tantos otros que hicieron de Costa Rica un equipo respetable.

La bandera de Costa Rica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: