La Vinotinto hace historia

Por Patricio Manzato

Venezuela derrotó ayer 2 a 1 a Chile  en el Estadio del Bicentenario de San Juan y se clasificó por primera vez en su historia a las semifinales de una Copa América.

Oswaldo Vizcarrondo

El central venezolano celebra su gol

Si bien los primeros minutos de juego fueron muy friccionados y con pocas ocasiones de gol, el conjunto dirigido por César Farías logró imponer su táctica para contrarrestar la mayor jerarquía individual chilena. Además de anular a Chile, la Vinotinto comenzó a crear oportunidades para ponerse en ventaja, hecho que consiguió a los 34’, cuando el central Oswaldo Vizcarrondo conectó de cabeza un perfecto centro ejecutado por el capitán Juan Arango. Antes de finalizar el primer tiempo, Venezuela pudo alargar el marcador pero se mostró irresoluta en el arco contrario.

En el complemento cambió integralmente lo que venía ocurriendo. El equipo trasandino se llevó puesto a su rival, especialmente a partir del ingreso de Jorge Valdivia. Los conducidos por Claudio Borghi dispusieron de muchas situaciones para emparejar el encuentro pero la mala fortuna y puntería les impedía hacerlo. El empate llegó luego de una desconcentración de los caribeños, que se quedaron reclamando un saque de banda que les pertenecía. Chile jugó rápido el balón, que tras un certero pase de Alexis Sánchez, terminó en los pies de Humberto Suazo que fusiló a Renny Vega. Con el partido en tablas, los chilenos dejaron de atacar con tanto ímpetu, aunque dominaban claramente las acciones. Sin embargo a 10’ del final y tras un nuevo centro a pelota parada de Juan Arango, el arquero Claudio Bravo dio un desafortunado rebote que aprovechó Gabriel Cichero para colocar el 2 a 1, que dejó mudo a los más de 20000 chilenos que colmaron el Estadio del Bicentenario.

Chile intentó nuevamente igualar el partido, pero la expulsión de Gary Medel a los 82’ lo complicó aún más. Por su parte Venezuela despilfarró chances concretas de sentenciar el match. Ya sobre la hora el árbitro ecuatoriano Carlos Vera expulsó injustamente a Tomás Rincón, baja importante para la Vinotinto de cara al partido de semifinales frente a Paraguay.

El Grupo C ya tiene dueño

Por Patricio Manzato

Jean Beausejour

El extremo chileno se perderá el próximo encuentro

Chile derrotó 1 a 0 a Perú en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza y se posicionó en la cima del Grupo C de la Copa América. En la agonía del partido, más precisamente en el segundo minuto adicionado, André Carrillo marcó en propia puerta el gol para que el conjunto de Claudio Borghi espere en cuartos de final por el segundo del Grupo B.

Ambos equipos se presentaron en el terreno de juego con varios cambios en sus alineaciones con respecto a los partidos anteriores. Es que tanto chilenos como peruanos tenían asegurado su pase a la siguiente ronda, por lo que decidieron reservar a algunos de sus mejores futbolistas. Esto se hizo notar principalmente en La Rojiblanca que tiene menos recambio que su clásico rival. En cambio los trasandinos optaron por incluir a piezas importantes para su funcionamiento como Waldo Ponce, Jean Beausejour y Humberto Suazo.

El primer tiempo fue entretenido, con Chile dominando la posición del balón y Perú esperando la equivocación de los dirigidos por Borghi para contraatacar. Las situaciones de gol se repartieron, pero si alguno de los dos equipos merecía irse en ventaja al descanso sin duda que era La Roja, que nuevamente expuso un buen juego colectivo. Faltó el desequilibrio que puede brindarle Alexis Sánchez. En Perú se destacó a partir de su despliegue y habilidad el atacante William Chiroque y en menor medida  Michael Guevara, que demostró poseer buen panorama y entendimiento del juego.

El complemento se ensució con la reiteración de faltas y encontronazos que culminó con la expulsión en el minuto 61 de Jean Beausejour en Chile y Giancarlo Carmona en el equipo del entrenador uruguayo Sergio Markarián. Los dos conjuntos siguieron dilapidando ocasiones concretas para abrir el marcador hasta que en el segundo minuto de descuento el arquero peruano Salomón Libman salió en falso a despejar un balón que pegó en su compañero André Carrillo y terminó adentro del arco.

No hubo tiempo para más y el árbitro brasileño Sálvio Fagundes, de mala labor, pitó el final que hizo deleitar a la gran cantidad de chilenos que colmaron el Malvinas Argentinas y que ahora esperan un rival que enfrentar el próximo domingo a las 19 15 en el Estadio del Bicentenario de San Juan.

Chile se impuso a México pese a que El Tri golpeó primero

Por Patricio Manzato

La Roja derrotó 2 a 1 al combinado mexicano en el estadio del Bicentenario, donde un rato antes se habían medido también uruguayos y peruanos. Néstor Araujo adelantó al conjunto de Luis Fernando Tena, pero Esteban Paredes y Arturo Vidal revirtieron el resultado y colocaron al país trasandino en la cima del Grupo C.

Alexis Sánchez intratable

Apenas comenzado el partido los dirigidos por Claudio Borghi se hicieron dueños del esférico y crearon las mejores situaciones de gol. Sin embargo eran incapaces de concretarlas y mediante fueron transcurriendo los minutos México se adelantaba en el terreno de juego para no quedar replegado tan cerca de la valla defendida por Luis Michel. Peligrosamente, los jugadores chilenos empezaron a equivocarse en el traslado de la pelota y esto le permitió al Tri gozar de un par de oportunidades que si no fuera por el egoísmo de Giovani dos Santos, otros hubieran sido sus desenlaces.

Precisamente el ex jugador del Barcelona fue quien a los 41 minutos de juego colocó un centro que el joven defensor Néstor Araujo conectó de cabeza para concretar el 1 a 0. Cabe destacar que el arquero y capitán chileno Claudio Bravo fue en gran parte responsable por verse sorprendido por un remate que no llevaba excesiva potencia y tampoco buena dirección.

El complemento presentó el mismo panorama. La Roja buscando el empate sin traicionar su futbol con pelota al piso y mucho toque y un México que se defendía como lo había hecho en la primera parte.  Daba la sensación de que mientras más tiempo pasaba, menos ideas barajaba la selección chilena para llegar al empate. Pese a todo, nunca entró en nerviosismo y no quedó expuesta defensivamente.

Luego de un saque de esquina a falta de 25 minutos para el final, el recién ingresado Esteban Paredes empujo el balón a la red para establecer la paridad. Tan solo 7 minutos después y por la misma vía, La Roja se puso por delante gracias a un fenomenal testarazo de Arturo Vidal. El ingreso de Edgar Pacheco sobre el final le dio explosión en la ofensiva a los mexicanos y estuvieron cerca de igualar el partido, aunque de ninguna manera lo merecieron.

Se vio una selección chilena con muchas variables ofensivas, buen juego asociado y un Alexis Sánchez en un nivel superlativo. Es verdad también que no debe confiarse ya que puede pagar caro ciertas distracciones contra rivales de más peso. México no desentonó, pero está claro que le falta jerarquía en sus líneas ante la gran cantidad de ausencias con las que se presentó a la Copa. Párrafo aparte para la gente chilena que copó San Juan, cantó de manera eufórica el himno  y alentó todo el partido.